sábado, 3 de agosto de 2013

Problemas que puede traer la desilusión de las masas con el kirchnerismo

Problemas que puede traer la desilusión de las masas con el kirchnerismo Por más buenas intenciones que pueda tener la dirección del kirchnerismo, el crecimiento con inclusión social bajo el capitalismo es imposible, por más ampliación de la democracia burguesa que se produzca. Pero hay amplias masas de jóvenes y no tan jóvenes, de clase media, y también trabajadores, que creen en este “proyecto” y están entusiasmados con algunos resultados que ya se han producido, y esperanzados con que se logren los objetivos de inclusión social plena que proclama el kirchnerismo. Tarde o temprano, por una derrota electoral, por la imposibilidad de superar la oposición del capital concentrado, por un contagio de la crisis internacional imposible de enfrentar, por distintas causas, y seguramente por una combinación de ellas, el kirchnerismo encontrará límites infranqueables. Esto implicaría en mayor o menor medida una vuelta a una década del ’90 corregida y aumentada, y la reversión de las mejoras sociales hasta ahora realizadas. Todo esto puede producir un desánimo pronunciado en amplios sectores de masas, profundizando aún más el retroceso. Y ese desánimo provendrá principalmente de la incomprensión de las razones por las cuales el kirchnerismo fuera derrotado. Lo peor no será sólo por el retroceso y/o derrota en sí, sino la incomprensión de sus causas. Si las masas supieran hoy las razones por las cuales es utópico el proyecto, cuáles son las cosas que habría que hacer para qué no fracase, y cómo hacerlas, este conocimiento puede no alcanzar para evitar un retroceso y una derrota, pero sí para recomponer fuerzas y emprender la lucha con renovados objetivos, y desarrollar una estrategia y formas de lucha que permitan lograrlos. Concretamente, si las masas supieran hoy con absoluta claridad como funciona el capitalismo, sus diferentes sectores de clases, y todas las clases y sectores de la sociedad, y las causas inevitables de la actual crisis económica, si supieran cuál es realmente la política del capital concentrado y centralizado, si comprendieran que todo esto sólo puede lograrse con la expropiación del capital por medio de la revolución social, el balance sobre los límites del kirchnerismo se haría de una manera positiva y superadora. Hoy ese conocimiento no existe, y la izquierda actual no ayuda a desarrollarlo, cuando no confunde más todavía las cosas. La elevación de la conciencia revolucionaria de la clase obrera, su protagonismo en la lucha política de clases es entonces, como siempre, la tarea principal. Carlos A. Larriera 3.8.13

No hay comentarios:

Publicar un comentario